La mediación en

Mediando en relaciones
Reservar una cita
Comprensión

Un espacio de diálogo…

Entiendo la mediación como un proceso de resolución de conflictos voluntario y flexible, que crea un espacio de diálogo directo y participativo entre tú y la otra parte con quien tienes un problema, para que converséis sobre el origen del conflicto y las consecuencias que se han derivado de él, ganando una mayor comprensión.

Respeto

…Un acompañamiento para ayudaros a comprender…

Como mediadora facilito el diálogo entre tú y la otra persona interesada, propiciando la comprensión del origen de vuestras diferencias, traduciendo lo que cada una expresa para que pueda ser escuchado, guiando el proceso y ayudándoos a restablecer la conexión, mediante herramientas y técnicas comunicativas, en un entorno de crecimiento, de aceptación, de aprendizaje y de respeto mutuo.

Empatía

…Una oportunidad para tomar tus propias decisiones…

Apuesto por tu capacidad para empatizar con la otra parte y por su capacidad para empatizar contigo, haciéndoos cargo de vuestros problemas y proponiendo soluciones sobre temas derivados del conflicto que traéis: cuidado de hijas e hijos, gestión de gastos, reparto de bienes, separación de socios… o cualquier otra situación.

Conexión

…Un lugar donde tus necesidades son escuchadas y atendidas…

Escucho y atiendo las necesidades tuyas y de la otra parte, profundizando en habilidades que te ayudan a comunicarte fácil y fluidamente y con conexión y aportando reconocimiento y comprensión hacia ti y hacia la otra parte.

 

 

Transformación

…Un encuentro que propicia relaciones más saludables.

Buscando la calidad en vuestra relación, eliminando juicios, críticas, culpas… que contribuyen a la violencia. En consecuencia, construiréis cimientos sólidos que propician que las soluciones surjan con más facilidad, aumentando vuestro respeto y confianza mutua y creando un marco que facilita vuestra comunicación y la transformación del conflicto.

tomar la responsabilidad

La importancia de ir al encuentro con el conflicto.

En toda relación o vínculo entre personas el principal desafío consiste en reconocer el mutuo protagonismo en la generación del conflicto. Cuando estamos en conflicto lo usual es que cada parte trate de lograr sus propios objetivos, sin considerar el valor de los intereses de la otra.

Considerar el valor de la interdependencia, implícita en toda relación, es un elemento determinante en el logro de los objetivos individuales. Y cuando la realidad se mira desde las posiciones, los objetivos individuales se perciben como incompatibles y pensamos que la única solución es que una parte gane y la otra pierda.

Ley 5/2012

La mediación como vía alternativa de resolución de conflictos.

La mediación es un sistema alternativo de resolución del conflictos cuando se trata de una vía diferente a los canales legales o convencionales de resolución de disputas. Ha sido regulado por la Ley 5/2012 para dar cumplimiento a la correspondiente Directiva de la Unión Europea en relación a conflictos de naturaleza civil y mercantil.

Aún habiendo iniciado un proceso por vía judicial, las partes pueden decidir ir a mediación. En este caso, el pleito puede quedar paralizado hasta la resolución del proceso de mediación, momento en que se solicitará al juez o jueza la homologación del acuerdo alcanzado.

La mediación es un instrumento amparado por la legalidad. Goza de gran flexibilidad pero sujeto a determinadas formalidades que garantizan a las partes en conflicto la ejecutividad de los acuerdos que se alcancen. Las partes en conflicto pueden actuar con o sin asistencia legal. Es un proceso voluntario que tiene por objeto lograr un acuerdo, con la ayuda de una persona mediadora.

La Mediación se convierte así en un instrumento eficaz, rápido y económico, pues permite limitar el coste temporal, económico y emocional que implica un procedimiento legal completo.

What Drives Us

Mi papel como mediadora

Una vez iniciado el proceso, os acompaño para que podáis restablecer la conexión, la confianza y la apertura. Os iré conduciendo para que os escuchéis verdaderamente, y para ello os traduciré lo que vayáis expresando para que realmente pueda ser escuchado, porque solemos expresamos en forma de críticas, juicios, reproches, diagnósticos, acusaciones… y se nos hace difícil poder escuchar este formato y mucho menos comprender.

Comenzaremos con sesiones individuales para trabajar lo que cada cual trae, profundizar en el impacto que tiene en ti, transformando imágenes enemigas, y poder ver a la otra persona y hacer surgir el interés de ir al encuentro.

En mi experiencia, cuando ha habido una buena calidad de escucha tenemos más apertura para ir al encuentro con la otra persona y las soluciones emergen solas, encontrando estrategias que satisfacen las necesidades de cada una de las partes.

Situaciones mediables

Conflictos de pareja
La existencia de diferencias dentro de la pareja es una situación que se da con frecuencia pues cada cual procedemos de una familia y de un contexto determinados, con costumbres, creencias y experiencias propias.

Conflictos con respecto al reparto de responsabilidades, a vuestras relaciones sexuales, a la gestión de vuestras finanzas, relaciones sociales, relación con la familia de origen de cada cual, cambios laborales, afrontamiento de enfermedades, decisiones sobre vuestra paternidad y maternidad… son fuentes de estrés que requieren a la pareja poner en marcha sus habilidades de comunicación y de resolución de conflictos.

En «Mediando en relaciones» os ayudo a reconducir la comunicación e incidir en la comprensión de vuestras necesidades para obtener relaciones más sólidas y sanas y a partir de aquí llegar a acuerdos fácilmente.

 

 

Parejas en proceso de ruptura
En muchas ocasiones la ruptura de pareja supone un coste emocional elevado y puede ser una situación estresante y dolorosa.

El proceso de separación o divorcio puede tramitarse de Mutuo Acuerdo, un procedimiento donde los propios cónyuges pactan las medidas que en el futuro regularán su nueva situación. Estos acuerdos quedan reflejados en un documento que se llama Convenio Regulador que se presentará al Juzgado para su aprobación, junto con la demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo. Si no se alcanza el mutuo acuerdo de separación o de divorcio, será necesario acudir al Tribunal que fijará las medidas.

En «Mediando en relaciones» os propongo un espacio de diálogo para, desde la comprensión mutua, pactar las medidas deseadas y llegar a acuerdos satisfactorios para las dos partes, que recojan lo que es importante para cada una, y después plasmarlo en un convenio regulador acorde con los requisitos legales.

 

 

Llevar adelante los acuerdos de separación
El cumplimiento de los deberes legales, establecidos en convenios aprobados judicialmente, en relación a la patria potestad y guarda y custodia de hijas e hijos menores, régimen de visitas y comunicación con hijos e hijas, uso de la vivienda familiar, pensión de alimentos, otras pensiones… puede suponer desencuentro.

En «Mediando en relaciones» os ofrezco herramientas para compartir dificultades, opiniones encontradas y a partir de ahí involucraros en la toma de decisiones de todos los aspectos relativos a vuestra nueva organización familiar.

 

 

Conflictos entre padres, madres e hijos e hijas, o entre hermanos y hermanas.
Conflictos relativos a normas, autonomía, responsabilidades, estudios… o problemas con el reparto de herencias, desencuentros por el cuidado de progenitores,… son comunes en las familias.

En «Mediando en relaciones» podéis encontrar un lugar donde poner en común los diferentes puntos de vista de los miembros de la familia para desde la comprensión de cada parte, llegar a acuerdos que contemplen las necesidades de todos y todas.

Conflictos comunitarios
Conflictos relativos a la no devolución de dinero prestado, conflictos por ruidos, problemas para pagar la hipoteca, desahucio de inquilinos o inquilinas, conflictos dentro de la comunidades de viviendas, problemas entre persona arrendadora y arrendataria por la reparación de alguna avería en el inmueble alquilado…

En «Mediando en relaciones» os ofrezco escucha a ambas partes para a partir de ahí darse el encuentro y poner en común lo que para cada parte es importante detrás de las diferentes posiciones, y desde ahí llegar a acuerdos.

 

Conflictos empresariales y laborales
El énfasis que cada parte en las relaciones laborales pone en conseguir lo que quiere, de forma unilateral, determina inevitablemente posiciones que generan distancias y deteriora las relaciones. Así, asuntos frecuentes en empresas y que terminan en los juzgados son:

Problemas como productividad en descenso por falta de motivación del personal empleado, discusiones incesantes con jefes o jefas, conflictos entre secretarias, clima laboral incómodo o muy difícil en algún departamento,…

Problemas entre hermanos, hermanas o personas socias en la gestión de la empresa, desacuerdos entre accionistas o miembros del consejo de administración que llevan al bloqueo en la empresa, querer desligarse de algún socio o socia, problemas con la persona arrendataria de tu local alquilado, clientes que no pagan,…

En Mediando en Relaciones os acompaño para reconocer vuestra mutua interdependencia como empresarias/os y trabajadoras/es y sentiros mutuamente responsables por los resultados para que se refleje en el éxito comercial de la empresa, así como logrando una relación empresarial empática e interdependiente donde la empresaria o el empresario trabaja para su personal empleado, el personal trabaja para el empresario o la empresaria y ambas partes trabajan para la clientela de la empresa.

Otros conflictos
Pregúntame.